Bizcochitos de grasa

Bizcochitos de grasa. Hechos en sartén

Cuando hagas esta receta de bizcochitos de grasa, no vas a comprarlos nunca más.

Bizcochitos de grasa hechos en el sartén.

Esta receta que les traigo hoy es genial, no recuerdo cuando fue la primera vez que la hice ni donde la leí, solo recuerdo que en principios la hacía en el horno, hasta que lo estuve un tiempo roto y decidí probar hacerla en el sartén y desde ahí, paso a ser parte de la receta, nunca más prendí el horno para hacer estos bizcochitos de grasa o “criollitos” como les dicen en algunas provincias del interior. Antes de pasar a la receta es mi deber advertir que son un vicio, salen unos 50 o 60 bizcochitos, pero siempre te vas a quedar con sabor a poco. Les cuento como hacerlos para que pongan manos a la masa.

Necesitamos:

  • 500 gms de harina 4/0 (3/0 va bien también)
  • ½ sobre de levadura seca o 25 gms de levadura fresca
  • 2  cucharadas de azúcar  bien cargadas
  • 100 gms de grasa bovina para la masa
  • 1 y ½ cucharadas de sal
  • 100 gms de grasa bovina para los dobleces
  • 100 gms de harina extra.
  • 275 cm Agua tibia

Procedimiento:

  • En un bol pequeño colocamos la levadura junto con 1 cucharada de azúcar y el agua tibia, mezclamos, tapamos y dejamos reposar por 10 min.
  • Mientras tanto, en una olla o jarro pequeño, vamos a colocar los 100 gms de grasa para la masa y llevaremos a fuego suave hasta que se haya derretido por completo.
  • Aparte, en un bol, colocamos la harina junto con la sal y mezclamos bien, hacemos un hueco en el centro y espolvoreamos con 1 cucharada de azúcar, luego echamos la grasa derretida (no debe estar hirviendo x eso hay que derretirla un ratito antes).
  • A continuación, echamos la levadura sobre la grasa, revolvemos un poco en el centro para que se mezclen los ingredientes líquidos y luego comenzamos a mezclar y amasar todos los ingredientes.
  •  Debe quedar una masa suave, si es necesario se le puede agregar agua o harina.

Una vez que esta lista, tapamos y dejamos leudar en lugar cálido por 40 minutos.

  • En la ollita que derretimos la grasa, colocamos ahora la grasa para el hojaldre, siempre a fuego suave para que no se queme, una vez que esté líquida apagamos el fuego y reservamos, conviene hacerlo cuando la masa lleva unos 35 minutos de reposo así al momento de usarla esta tibia.

Tomamos unos ricos mates mientras esperamos.

Bien, cuando nuestra masa haya leudado lo suficiente vamos a comenzar con el trabajo más divertido que es el hojaldre, a veces cuando decimos “hojaldre” asusta un poco ya que suele ser muy trabajoso, bueno, en este caso será algo muy sencillo y con resultados espectaculares.

 Comencemos.

  • En la mesada enharinada vamos a colocar nuestra más y con la ayuda de un palote comenzaremos a estirar, la idea es que quede de la forma más rectangular posible.
  • Cuando hayamos formado un rectángulo de 1 cm de espesor con la ayuda de un pincel vamos a pincelar con grasa derretida solo la mitad de nuestra masa.
  • Luego, espolvoreamos con harina, solo la mitad que tiene grasa y doblamos de manera que la parte sin grasa tape la parte con grasa. 
  • Volvemos a estirar la masa hasta llegar a 1 cm de espesor y hacemos nuevamente el proceso de pincelar con grasa y enharinar, solo que esta vez con el dobles invertido, es decir, si la primera vez lo doblamos tipo libro, ahora lo doblaremos al revés.
  • Hacemos este proceso 4 veces, no es necesario que descanse entre uno y otro.
  •  Cuando hayamos terminado, estiraremos la masa hasta llegar a ½ cm de espesor y luego cortaremos cuadraditos de 3 cm por 3 cm (esa es la medida que yo hago, pero pueden ser más grandes)
  • Los vamos acomodando sobre la mesada enharinada y una vez que terminamos los tapamos y dejamos allí por 15 minutos.

Cocción:

  • Por último, iremos cocinando por tandas en nuestro sartén o plancha.
  • Colocamos nuestros bizcochos apenas separados, ya que crecen para arriba y no tanto para los costados.
  • Prendemos la hornalla a fuego medio bajo y tapamos (yo uso una pizzera).
  • Cocinamos por unos 5 minutos o hasta que la base esté dorada, los damos vuelta y terminamos la cocción.
  • Cuando están listos, sacamos y los ponemos en una fuente para que se enfríen.
  • Acomodamos otra tanda para su cocción, esta vez con cuidado ya que nuestro sartén está caliente.
  • Repetimos el proceso hasta terminar de cocinar todos nuestros bizcochitos.

Ahora sí, prepárate el mate o el café y disfruta de esta delicia.

Para su mejor conservación, si es que te sobraron, colócalos en un tarrito hermético.

Deseo te haya gustado esta receta de súper sencillo.

También te puede gustar.

Bizcochuelo básico.

Bizcochuelo básico
Bizcochuelo básico